Petra Unesco 01 Header

Petra: una joya en el desierto

Petra, Jordania

Joya en el desierto

La ciudad jordana de Petra se encuentra incluida en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1985. Y no sin razón, ya que la «Ciudad Rosa» incluso ha sido declarada una de las 7 maravillas modernas del mundo. Indiana Jones vivió aventuras allí. Al igual que Tintín. Pero palidecen ante la experiencia de caminar uno mismo por el entorno histórico. Un chapuzón en el pasado en una de las más bellas atracciones de Oriente Medio.

Petra Unesco 02 Map Es
Petra Unesco 03 Bg
Tim Gerard Barker


Petra Unesco 04 Bg Half
Mark Hannaford
Petra Unesco 04 Img
Aleksandra H. Kossowska / Shutterstock

Todo a mano

Cuándo llegaron precisamente las primeras personas a las montañas jordanas de Jebel al-Madhbah, sigue siendo siempre un punto de discusión entre los historiadores. Pero una cosa es indiscutible: con la llegada de los nabateos, unos 4 siglos antes de nuestra era, comienza la historia de la ciudad de Petra (en griego significa «piedra»). Estos nómadas árabes estaban tan cautivados por la arenisca rosada que cambiaron sus tiendas por un asentamiento permanente. Los edificios fueron cincelados literalmente en las rocas con la mano y el cincel. Si miras de cerca, aún verás los agujeros donde una vez se anclaron los andamios de madera.

Petra Unesco 04 Bg Half Mob
Mark Hannaford


Petra Unesco 05 Bg
Reynold Mainse / Design Pics



Petra Unesco 06 Bg Half

Un lugar maravilloso

Para visitar Petra, primero debes caminar 1.200 metros a través de un misterioso desfiladero de rocas, el llamado Siq. Es una de las razones por las que innumerables conquistadores, incluido Alejandro Magno, nunca lograron tomar la ciudad.

Petra Unesco 06 Img
Aleksandra H. Kossowska / Shutterstock

El primer edificio que emerge al final de la puerta natural de defensa es el Tesoro de Petra (Al Khazneh), de 40 metros de altura. Este templo o tumba del siglo I es, con mucho, la imagen más fotografiada de Petra. Sin embargo, no creas que queda ahí la cosa. Camina un poco más y se despliega toda una ciudad que, en su apogeo, albergó a 60 mil nabateos.

Petra Unesco 06 Bg Half Mob
Petra Unesco 07 Bg
PRASIT CHANSAREEKORN


Floreciente ciudad comercial

Petra estaba situada en el cruce de una serie de populares rutas de caravanas entre Occidente y el Lejano Oriente. Debido a la demanda griega, egipcia y romana de, entre otras cosas, incienso y seda, el asentamiento pudo convertirse en uno de los centros comerciales más ricos de la región y en la próspera capital de los nabateos. Incluso después de que la ciudad fuese absorbida en el año 106 por el Imperio Romano, la prosperidad continuó. Sin embargo, su declive llegó con el cambio de las rutas comerciales al Mar Rojo. Un desastroso terremoto destruyó toda la ciudad en el año 363.

Petra Unesco 08 Img
Nickolay Vinokurov / Shutterstock
Petra Unesco 09 Bg
Evan Lang / Gettyimages


Petra Unesco 10 Img 1
Hermann Erber / LOOK-foto

Las obras de excavación todavía siguen en curso, pero mientras tanto, 1.500 visitantes son admitidos todos los días. Si vienes temprano, tienes el decorado histórico casi para ti solo. O planifica tu visita para un lunes, miércoles o jueves por la noche, cuando la ciudad se ilumina mágicamente con el resplandor de miles de farolillos.

Miles de farolillos

Durante siglos, Petra pareció estar condenada al olvido. Hasta que el geólogo suizo Ludwig Burckhardt redescubrió la ciudad en 1812 y las primeras excavaciones tuvieron lugar más de un siglo después. Paso a paso, se descubrieron cámaras funerarias, viviendas en cuevas, templos, un monasterio y un anfiteatro.

Petra Unesco 10 Img 2
Petra Unesco 11 Bg


KLM

iFly Magazine

Oriente Medio

Prepárete para vivir
la mejor experiencia