Header Memphis 1St Frame

Delta blues y barbacoa

Walking in Memphis

Ritmos de blues, humeantes barbacoas, Elvis Presley y Johnny Cash: la reportera de iFly, Iris, hizo un fantástico viaje por carretera lleno de soul por la Autopista Musical I-40 de Memphis a Nashville. En esta edición publicamos la primera parte.

En marcha
Memphis 02 Map En
Iris Profile

Texto y fotografía
Iris van den Broek

Fundamentalmente, la música country surgió en Nashville y el rock ’n’ roll nació en Memphis. Por supuesto, la realidad es algo más complicada, pero ambas ciudades han desempeñado un papel primordial en el desarrollo del blues, soul, rock ’n’ roll, jazz y de la música en general a nivel mundial. A través de la I-40, también llamada la Autopista Musical, estas ciudades se conectan entre sí. Un viaje lleno de música, gastronomía e historia.

  • Memphis 03 Slider 1
  • Memphis 03 Slider 2
  • Memphis 03 Slider 3
  • Memphis 03 Slider 4
  • Memphis 03 Slider 5

Desayuno con El Rey

«A Elvis le gustaba estar aquí para poder ver en el espejo si entraban sus fans». La camarera me deja el zumo de naranja que he pedido y me mira: «¿Quieres probar el sándwich de crema de cacahuete y plátano?» Una combinación algo extraña, pero el plato favorito de «El Rey» y, por tanto, sigue estando en la carta de este establecimiento. Son las ocho de la mañana y estoy frente a mi desayuno en The Arcade, en Memphis. El restaurante más antiguo de la ciudad y el lugar por excelencia que solía frecuentar Elvis Presley. Y es que en Memphis es donde empezó todo para uno de los mayores iconos del mundo. Graceland, un poco más alejada, atrae cada día a miles de visitantes.

Memphis 04 Elvis Lunch 1

En el interior de estilo retro de The Arcade no ha cambiado nada desde los años cincuenta, lo que hace que de pronto sientas como si hubieras vuelto de inmediato a los asientos color pastel de aquella época dorada. Me tomo el desayuno bajo la mirada atenta de Elvis. Espero que no le decepcione que haya pedido las tortitas. Con plátanos, eso sí.

Memphis 04 Elvis Lunch 2
Memphis 04 Elvis Lunch 3

Memphis = música

«El hogar del blues» y «La cuna del rock ‘n’ roll»: a Memphis se la conoce de muchas formas. La ciudad es sinónimo de música y el cantante Marc Cohn rindió culto a Memphis incluso con una canción propia: Walking in Memphis, un tema que me viene a la cabeza más de una vez durante el viaje.

Memphis 04 Sunstudio 1

El lugar por excelencia para sentir la historia musical de Memphis es el legendario Sun Studio. El productor musical Sam Philips empezó aquí en 1950 el Memphis Recording Service, que rebautizó más adelante como Sun Recording Company. En 1954 hizo su entrada Elvis Aaron Presley. El resto es historia. Pero Elvis no es la única estrella a la que Sun catapultó. Jerry Lee Lewis (Great Balls of Fire), Carl Perkins (Blue Suede Shoes) y Johnny Cash «The Man in Black» cosecharon grandes éxitos con el sello discográfico Sun. En su día, estas cuatro estrellas actuaron en una jam session. La emblemática foto de este «Million Dollar Quartet» sigue estando colgada en el estudio. Durante el día se puede hacer una visita guiada por este excepcional estudio, donde por las noches siguen teniendo lugar grabaciones, y puedes cantar un momento por el micrófono por el que también El Rey dejó sonar su voz.

Memphis 04 Sunstudio 2
Memphis 04 Sunstudio 3
Memphis 04 Sunstudio 4
  • Memphis 05 Peabody L Img
    The Peabody Hotel

    Patos en el vestíbulo

    Incluso mi hotel, el elegante Peabody, tiene una historia musical. En los años treinta y cuarenta este era el lugar desde donde emitía la emisora de radio CBS. The Peabody, por tanto, también es uno de los hoteles más antiguos y bellos de Memphis. Aquí no te tratan como huésped, sino como inquilino. Al igual que a los patos, que residen en la azotea y son la mayor atracción del hotel. Cada día a las once de la mañana y a las cinco de la tarde, se reúnen masas de personas en el grandioso vestíbulo. Vienen para ver a los legendarios patos, que hacen acto de presencia dos veces al día durante la «Ceremony of the Ducks» (Ceremonia de los patos). Un fenómeno especial en el que el Duckmaster del Peabody, vestido enteramente con un traje rojo de lacayo, guía a los patos por la mañana desde el ascensor hasta la fuente del vestíbulo y, al final del día, los vuelve a llevar al ascensor con un ritual similar hasta su palacio en la azotea. Donde en cualquier otro hotel con el botón de «Ático» alcanzas el estatus más elevado, en The Peabody hay que permitir que los patos estén un nivel por encima, con su botón «Duck Palace».

    Memphis 06 Peabody 1
    Memphis 06 Peabody 3
    Memphis 06 Peabody 2
    Memphis 06 Peabody 4

    Barbacoa al estilo Memphis

    Memphis es más que música, también es barbacoa. El sur de los EE. UU. (The South) es conocido por su gastronomía específica. En Memphis predominan las barbacoas, y no hablo de las barbacoas en el jardín trasero. La barbacoa es un estilo particular; una preparación de carne con determinadas hierbas aromáticas y salsas ahumadas. Y aunque se puede utilizar cualquier tipo de carne, en Memphis es tradición usar carne de cerdo para las barbacoas.

    Memphis 06 Bbg 1
    Memphis 06 Bbg 2

    Al preguntar a diferentes personas cuál es el mejor sitio para probar una barbacoa, me doy cuenta de que casi todo el mundo tiene su propio local preferido. ¿Los nombres que más se repiten? Central BBQ para los nachos y el cerdo desmenuzado, Leonard’s pit Barbecue para sándwiches ahumados y, por supuesto, las costillas de Charles Vergos’ Rendezvous.

    • Memphis 07 Charles Vergos L Img

      Costillas en el sótano

      Tengo suerte, porque ese último está justo enfrente de mi hotel. En un callejón algo lúgubre cuelga el inconfundible cartel de Charles Vergos’ Rendezvous. El restaurante está situado en un sótano. Tanto fotografías como antiguas matrículas de coche decoran las paredes, y sonidos de delta blues llenan el espacio. Suele estar tan abarrotado que es necesario esperar en la callejuela hasta que te llamen por el sistema de megafonía.

      Memphis 08 Charles Vergos 1
      Memphis 08 Charles Vergos 2
      Memphis 08 Charles Vergos 3

      Desde hace ya más de setenta años, las costillas de Vergos son toda una institución. Durante tres generaciones, se ha establecido en este sótano el estándar para las notorias «Memphis-style ribs». ¿Qué las hace tan especiales? «Las asamos en carbón vegetal», nos cuenta Bobby, chef de la cocina. Abre una enorme puerta de horno para dejar al descubierto las costillas, y me golpea la cara un calor abrumador, seguido de una nube de vapor. «De media hacemos unos 3700 kilos de costillas en cinco días», nos cuenta. Pero no es solo el carbón vegetal lo que hace que estas costillas sean tan únicas. También el dry rub (una mezcla de hierbas aromáticas secas), que se unta sobre las costillas, hace que sean totalmente únicas. Se dice incluso que las dry rubbed ribs se inventaron aquí. En cualquier caso, están para chuparse los dedos. Y, ahora que estoy llena, estoy lista para una velada musical.

      Memphis 08 Charles Vergos 4
      Memphis 08 Charles Vergos 5
      • Memphis 09 Beale L Img

        La animada calle Beale Street

        La fuerza motriz de Memphis sigue siendo la calle Beale Street. Ya en 1860 tocaban pequeños grupos de música, y hacia 1940 la calle estaba llena de clubes de jazz y blues. A Elvis también le gustaba frecuentar esta calle antes de su triunfo para inspirarse en los innumerables músicos. Y aunque haya aumentado la cantidad de clubes, no ha habido casi ningún cambio. Cuando camino por Beale, me rodea una cacofonía musical. No es sábado por la tarde, pero se oyen bandas de música en directo por todas partes. Donde en cualquier otra ciudad vas de un bar a otro, aquí vas más bien de una música a otra.

        Memphis 10 Beale 1
        Memphis 10 Beale 2

        Empiezo en la esquina, en el B.B. King Blues Club con un blues ameno, sigo mi paseo con el jazz en el King’s Palace Café y acabo finalmente en el Rum Boogie Café. Con algo de catfish (bagre) frito típico del sur («They got catfish on the table...”, Marc Cohn vuelve a sonar en mi cabeza), disfruto de una actuación deslumbrante de hombres con barba y guitarras. Irse a dormir, simplemente no es una opción en Memphis.

        Memphis 10 Beale 3
        Memphis 10 Beale 4
        Memphis 10 Beale 5

        Museo lleno de soul

        A la mañana siguiente me preparo para salir de Memphis. Afortunadamente, sigue estando en la agenda una visita al Stax Museum of Soul. La Stax empezó como tienda de discos en un antiguo cine, pero acabó siendo una de las discográficas más influyentes del mundo en los años sesenta. El museo se encuentra ubicado en el edificio original de la Stax y es un homenaje a la música soul. Las paredes del interior están llenas de discos, puedes bailar los temas de la Stax en la pista especial de baile y maravillarte en los estudios de grabación. Aquí el alma del soul se hace claramente patente.

        Memphis 10 Museum Soul 1
        Memphis 10 Museum Soul 2
        • Memphis 11 Museum Soul L Img

          Comer bajo un secador de pelo

          Después de todo el cerdo desmenuzado y las costillas de los días anteriores, me decanto por una comida ligera pero, por supuesto, en un lugar especial. The Beauty Shop se encuentra en el moderno barrio de Cooper-Young y, en otros tiempos, fue la peluquería en la que Priscilla Presley, la ex-mujer de Elvis, se hacía la permanente y se teñía el cabello. Los secadores de pelo y los lavabos siguen estando aquí y forman parte de la decoración. Los lavabos originales se han incorporado a la barra y los antiguos rincones de secado se han convertido en acogedores saloncitos.

          Memphis 12 Beautyshop 1

          Un cliente me confía que algunos secadores de pelo siguen funcionando: «Algo práctico si llegas mojado por la lluvia», se ríe. Al parecer, llaman también a menudo al restaurante personas que piensan que pueden reservar aquí un tratamiento de belleza. Lamentablemente, ya no se ofrece ese servicio, pero la carta del restaurante lo compensa con creces. El acertado lema de The Beauty Shop es: «Look good. Eat Good» («Ten un buen aspecto. Come bien)», y la carta se encuentra, por tanto, llena de platos sanos pero deliciosos. Cocina norteamericana con un toque responsable.

          Memphis 12 Beautyshop 2
          Memphis 12 Beautyshop 3
          • Memphis 13 Elvis L Img

            De Elvis a Tina Turner

            Desde Memphis sigo conduciendo por la carretera I-40. La Autopista Musical transcurre hasta Nashville y, por el camino, hay bastantes paradas musicales. Mi primer destino es Brownsville, el lugar natal de Tina Turner. Muy cerca de la autopista se encuentra el West Tennessee Delta Heritage Center, un instituto especializado en la música y la historia del delta de Tennessee, pero conocido sobre todo por ser el Museo de Tina Turner. La antigua escuela de madera donde fue a clase la pequeña Anna Mae Bullock, el verdadero nombre de Tina, se ha convertido en un museo en miniatura y está lleno de sus excéntricos trajes brillantes.

            Memphis 14 Tina Turner 1
            Memphis 14 Tina Turner 2
            Memphis 14 Tina Turner 3

            Fuego, humo y carne

            También en el ámbito culinario, Brownsville, por cierto, tiene otra famosa Turner en casa: «La reina de la barbacoa», Helen Turner. Esta señora ahúma su carne en una hoguera en el ahumadero del jardín trasero. Se trata de una barbacoa en su versión más pura. Nada de adornos, simplemente fuego, humo y carne. Helen prepara a diario la carne del día siguiente en el ardiente ahumadero. «El humo me daña verdaderamente los ojos, pero lo hago desde hace tanto tiempo que he aprendido a sobrellevarlo», nos cuenta. A las diez de la mañana abre sus puertas Helen’s Bar-B-Q , y cierra en cuanto se termina la carne para ese día. Dada su popularidad, no suele tardar mucho en terminarse.

            Memphis 14 Bbqueen Helens 1
            Memphis 14 Bbqueen Helens 2
            Memphis 14 Bbqueen Helens 3
            Memphis 15 Nashville L Img

            De camino a Nashville

            En la próxima edición de iFly podrás encontrar la segunda parte de este fantástico viaje por carretera, en el que conduzco por la carretera I-40 hacia Nashville.

            Loading...

            Cargando iFly KLM Magazine