Bucket List Koyasan 1 Header
Iris van den Broek
Iris van den Broek

Vida monacal en la montaña más sagrada de Japón

Japón

La mística de Koyasan

Picos brumosos, templos históricos y un cementerio milenario: Koyasan es un lugar mágico. La reportera de iFly, Iris van den Broek, se sumergió dos días en la vida monacal de la montaña más sagrada de Japón. 

Experimenta Koyasan
Bucket List Koyasan 2 Bg
Bucket List Koyasan 2 Icon

Iris van den Broek

En el porche de madera del templo hay un mar de zapatillas de cuero marrón. «Esas son para llevar dentro. Puedes dejar tus zapatos en el estante que hay fuera del templo», dice Nobu, uno de los monjes del templo Ekoin donde me alojo. Me quito los zapatos y me pongo un par de zapatillas. Ekoin es uno de los 52 templos shukubo de Koyasan: templos donde los viajeros pueden alojarse y probar algo de la vida de los monjes budistas en Japón. «Ábrete al mundo» es el lema de esta pequeña ciudad abarrotada de templos. 

Bucket List Koyasan 2 01 Room
Bucket List Koyasan 2 02 Entrance

Ya solo el viaje hasta allí es una experiencia en sí misma. Desde Osaka está a solo hora y media en tren a través de una zona montañosa. Cuando vas llegando a Koyasan, el tren se ralentiza y el bosque se vuelve más espeso. Haces el último tramo en un funicular y luego tomas un autobús que te lleva hasta el pueblo. Me dieron una habitación preciosa en el templo con puertas correderas japonesas típicas y un ventanal con vistas al patio. «A las cinco y media te traemos la cena a tu habitación», dice Nobu. Hasta entonces voy a explorar el pueblo.

  • Bucket List Koyasan 3 Slider 1
    Iris van den Broek
  • Bucket List Koyasan 3 Slider 2
    Iris van den Broek
  • Bucket List Koyasan 3 Slider 3
    Iris van den Broek
  • Bucket List Koyasan 3 Slider 4
Bucket List Koyasan 4 Bg

Monjes con chanclas de madera

Koyasan cuenta con nada menos que 117 templos. En el camino a Danjo Garan, el complejo principal de templos del pueblo, paso por la calle principal llena de panaderías, tiendas y pequeños restaurantes. Por extraño que parezca, no me esperaba esto, pero eso hace que el pueblo sea gratamente habitable. 

Omnipresente en Koyasan está el alma de Kobo Daishi, el fundador del budismo Shingon y fundador de Koyasan, el epicentro de esta escuela del budismo. Según la leyenda, Danjo Garan es el lugar donde todo comenzó en el año 805.

Bucket List Koyasan 4 01
Bucket List Koyasan 4 02

El complejo consta de veinte edificios, de entre los cuales, la Pagoda Konpon Daito de color rojo brillante y 45 metros de altura es el punto de atracción. Mientras camino por el exterior, aparece un gran grupo de monjes. En chanclas de madera, resuenan con prisa hacia uno de los templos y comienzan a cantar en voz alta. Después lo repiten delante de casi todos los edificios del complejo. Es hermoso y fascinante al mismo tiempo. Koyasan está llena de esta clase de misticismo.

  • Bucket List Koyasan 5 Slider 1
    Iris van den Broek
  • Bucket List Koyasan 5 Slider 2
    Iris van den Broek
  • Bucket List Koyasan 5 Slider 3
    Iris van den Broek

“Un grupo de monjes comienza a cantar en voz alta. Es hermoso y fascinante al mismo tiempo. Koyasan está llena de esta clase de misticismo”

Bucket List Koyasan 6 Bg
Bucket List Koyasan 6 01

Brumoso y cubierto de musgo: el cementerio Okunoin

Por más bonito que sea el Garan, la verdadera atracción de Koyasan es el misterioso cementerio Okunoin. Un sendero de dos kilómetros me lleva a través de más de doscientas mil lápidas cubiertas de musgo y cedros altísimos. Okunoin es un lugar irreal y una de las cosas más impresionantes que he visto en mi vida. Un lugar lleno de simbolismo, si sabes a lo que tienes que prestar atención. Así, hay muchas lápidas con una acumulación de formas que representan los cinco Godai (elementos): agua, viento, fuego, aire y energía. La idea subyacente es que nuestros cuerpos después de la muerte retornan a estas formas originales, elementales.

También está el Sugatami-no-ido, el pozo de la reflexión. Quienes no ven su reflejo en el agua, morirán dentro de tres años. Naturalmente, no soy supersticiosa pero compruebo con cuidado mi reflejo en la profundidad. Es la primera vez que me alegro de ver que hoy llevo el pelo fatal. 

A la mesa con tofu

Vuelvo a Ekoin para la cena. Nada más sentarme en calcetines en el tatami (estera) de mi habitación, llaman a la puerta y entra un monje con dos bandejas llenas de comida de bellos colores. En los templos se come según el shojin ryori, la cocina vegana de los monjes. No hay carne, ni pescado pero sí mucho tofu, verduras y sopa de miso. Bajo cada tapa me espera otra sorpresa, pero está todo delicioso.

Bucket List Koyasan 6 02
Bucket List Koyasan 7 01 Okunoin
Bucket List Koyasan 7 Bg
Bucket List Koyasan 7 02

Paseo nocturno por el cementerio

Después de la cena, Nobu me invita al paseo nocturno por el cementerio, un paseo que suele organizar el templo por la noche cuando hace buen tiempo. No soy ninguna heroína en la oscuridad y caminar por un cementerio tras la caída del sol no suena exactamente atractivo, pero por extraño que parezca, Okunoin es todo menos espeluznante. «Aquí tampoco hay muertos, los cuerpos son incinerados», me cuenta Nobu mientras caminamos por el camino de piedra entre las tumbas. 

Después de media hora caminando nos encontramos delante del puente Gobyonohashi que conduce al Salón Torodo y detrás de él se encuentra el mausoleo de Kobo Daishi. «Por respeto, ya no se pueden hacer más fotos después de pasar por este puente», dice Nobu. Es una lástima, porque me hubiera gustado capturar las diez mil linternas. A Kobo Daishi se le ofrecen dos comidas al día, un ritual que tiene lugar cada mañana a las seis y a las diez y media. Se dice que permanece aquí en meditación eterna. Nadie puede entrar, excepto el primer sacerdote que le lleva la comida, así que no puedo comprobarlo.

Ritual del fuego

A la mañana siguiente, me despierta pronto el despertador para presenciar el ritual matutino que empieza a las seis y media. Al aire fresco de la mañana, camino hacia el templo principal de Ekoin donde se lleva a cabo el ritual y me coloco entre los otros huéspedes que se alojan en el templo. Dos monjes hacen allí ofrendas a Buda. Los sonidos son hipnóticos y me ponen casi en trance. A continuación, encuentro en el templo pequeño de la entrada la ceremonia del fuego, un acto característico del budismo Shingon. El ritual está destinado a destruir la energía negativa y tendría un efecto limpiador del cuerpo y del espíritu.

Bucket List Koyasan 7 03
Bucket List Koyasan 8 Bg
Iris van den Broek

« Realmente, Koyasan no se puede describir. Es algo que hay que experimentar. »

Ya de vuelta en mi habitación veo que el desayuno ya está servido. Hay que acostumbrarse a desayunar tofu, arroz y judías verdes, pero la verdad es que está muy rico. Reviso en mi smartphone los horarios de salida del autobús (sí, el wifi aquí forma parte normal de la vida del templo) y camino a través de los hermosos pasillos hacia la entrada. Allí me vuelvo a cambiar mis zapatillas por mis propios zapatos y tomo el autobús hacia el funicular que me lleva de vuelta. De vuelta a la vida normal.

KLM

iFly Magazine

Febrero 2017

Prepárete para vivir
la mejor experiencia